fbpx

Técnica ninja de ventas para llenar un museo al que nadie iba.

Te voy a contar una historia que lo mismo te interesa si quieres hacer más rentable tu negocio.

 

Mira.

 

Hace un tiempo ya, trabajé como voluntario en un museo mediano de mi ciudad.

 

Tenían el mismo problema que tienen la mayoría de los museos que no están en París:

 

La gente no va.

 

Cuando yo comencé a trabajar allí, estaba iniciando una nueva directora del museo también.

 

La estrategia antes de ella era hacer exposiciones y luego hacer un volante con un letrero gigante que decía:

 

«Entrada gratuita».

 

Por supuesto que nadie iba.

 

Así que esta nueva directora hizo algo que me quedó muy grabado:

 

En su próxima inauguración de expo, cerró el museo y envió doscientas invitaciones personalizadas, donde decía:

 

«Entrada solo con invitación».

 

La cosa se reventó de gente.

 

Habían personas escribiéndole y solicitándole invitaciones, pero ella les decía «a la próxima».

 

Muy aguda.

 

Ahora, el evento era el mismo y tenía el mismo presupuesto:

 

Canapés, algún tinto de cortesía y cosas de ésas.

 

La gente no fue porque hubiera algo fuera de lo normal, sino porque formaban parte de un grupo selecto de personas.

 

Lo que nos hace comprender algo:

 

Vender poco tiene que ver con lo que vendes y mucho tiene que ver con cómo lo vendes.

 

Esa fórmula se repitió durante toda su dirección y sus eventos siempre estuvieron hasta el tope.

 

Bien.

 

Esto es el sentido de exclusividad, una de las formas de levantar la acción de las personas.

 

El sentido de urgencia o el sentido de escasez, son otros ejemplos.

 

A tu servicio.

Lo más reciente…

No pasa nada.

Mira, me sucede algo curioso con los europeos.
 
De hecho, para contarte esto, necesito contarte antes algo más.
 
Durante mi vida me ha sucedido en tres ocasiones ya, que mujeres de las que me he enamorado se han terminado enamorando de un italiano.

leer más

Recibe un relato gratuito como éste todos los días y mejora tus habilidades de persuasión, copywriting y marketing digital.

Al hacer clic en «Quiero suscribirme» das tu consentimiento para que te mande un mail todos los días. Siempre cerraré ofreciéndote comprar algo de lo que hago, porque me gusta vivir tranquilo. Te lo digo ahora, para que si recibir mails diario o ser cliente potencial supone una molestia para ti, mejor lo consideres.