fbpx

Si tus textos no venden es porque son como los del montón.

 

Está bien y es normal.

 

Nadie nace sabiendo.

 

Pero vivir sin aprender sí es una elección.

 

En todo caso, si tú necesitas vender, una de las mejores herramientas que puedes instalarle a tu cabeza es el copywriting.

 

O sea: escribir para vender.

 

Vamos a ver algo.

 

Si tú vendes servicios profesionales… vamos a decir que eres nutriólogo y quieres que la gente se apunte a llevar su dieta contigo.

 

Es casi seguro que harás un anuncio del tipo:

 

“Aprovecha nuestras promociones del mes y consigue el cuerpo de tus sueños”.

 

El problema es que como ese anuncio existen cientos… miles… que dicen lo mismo, con diferentes palabras.

 

Las personas los leen pero no los creen.

 

De hecho, ese anuncio apesta a los dos aromas que ahuyentan más a los clientes y al dinero:

 

Desesperación y mentiras.

 

Lo primero porque ningún profesionista que sepa vender ofrece promociones. Todos sabemos que quien lo hace es porque necesita dinero, no porque quiera hacerle un favor a la gente.

 

Y lo segundo, porque solo un porcentaje muy bajo de las personas que siguen una dieta, consiguen el cuerpo de sus sueños.

 

De hecho, para quienes se acercan, el cuerpo de sus sueños cambia y posiblemente nunca lo alcancen.

 

Mira, yo sé que tú comprendes que esto es un ejemplo, pero debes saber que no es un invento… esto lo saqué directamente de Google.

 

“El cuerpo de tus sueños es posible”.

 

“Baja de peso y cambia tu vida”.

 

“Estás a un paso de lograr el cambio que siempre soñaste”.

 

Todos son anuncios que apestan a lo mismo.

 

¿Y sabes qué es lo peor de todo?

 

Que posiblemente detrás de ellos haya buenos profesionistas tratando de llevar más personas a sus consultorios.

 

Posiblemente sean buenas personas, con buenas intenciones y con buenas rutinas alimenticias.

 

Buenas familias, hijos, sueños, qué sé yo…

 

Sin embargo, todo eso pasa a segundo plano porque por más buenas personas, profesionales, bien intencionados y santos que sean…

 

No saber vender los hace ser percibidos como más de lo mismo…

 

Sus anuncios son ruido y el ruido pasa como eso mismo en nuestras mentes.

 

No capta nuestra atención.

 

No nos persuade a activarnos.

 

No nos emociona, ni nos hace sentir el deseo… el miedo…

 

Mira, necesitas saber algo sobre mí.

 

Bueno, necesitar no, pero es importante si quieres vender más y salir de estos lugares comunes.

 

Cuando estudiaba lo estaba pasando mal de dinero.

 

Mal lo que es mal.

 

Lo que ganaba trabajando se iba en pagar la universidad y cuando salía con amigos buscaba las formas de gastar poco y emborracharme mucho.

 

Ya sabes: típico inmaduro dándole silenciar a la vida.

 

Bueno.

 

Un día me cansé de todo esto y desperté con la ilusión y la energía para ganar más dinero.

 

Me dije: venga, Toro, es cosa de poner las manos a trabajar.

 

Así que durante un par de meses ahorré dinero, cosa que me dolía en donde más me importaba en ese momento: la fiesta y las salidas.

 

Pero me apreté el cinturón y ahorré, ahorré y ahorré.

 

Tenía un amigo que traía mezcal de Oaxaca a un precio bastante bajo y mi idea era comprarle un lote, revenderlo y ganar el doble del dinero que había guardado.

 

El mezcal estaba de moda y yo estaba siempre en los lugares donde se vendía bien.

 

Bien, pues después de dos meses y medio conseguí ahorrar casi todo el dinero para el lote mínimo que me pedía mi amigo.

 

La diferencia la conseguí vendiendo una cámara de fotos que tenía, pero no usaba mucho.

 

Con el dinero de la venta me podría comprar otra de cualquier forma, así que la rematé.

 

Y un mes después, llegó el mezcal, embotellado en presentaciones de un litro como me lo prometió mi amigo.

 

Le di el dinero, me dio las gracias y seguimos con nuestras vidas.

 

En ese momento vi mi vida cambiando frente a mis ojos: vender el lote, reinvertir, comprar más, vender más, renunciar a mi trabajo, pagar mi carrera, ayudarle a mi familia…

 

Lo vi todo, con tanta claridad, que me llené de entusiasmo, energía, motivación… sangre en la cabeza y endorfinas saltando por la cara.

 

Estaba excitado de mi propia idea.

 

Así que bueno… por fin llegó la primera noche que saldría con un pequeño lote de mezcal en mi morral, dispuesto a convertirse en dinero.

 

Era una buena fiesta… por lo menos cuarenta invitados.

 

Llegué cargado de mezcal, confianza y motivación.

 

También llegué solo.

 

Me acerqué al primer prospecto de la noche…

 

Toqué su hombro…

 

Volteó con un trago en sus manos…

 

Asintió con su cabeza…

 

Y me quedé totalmente congelado.

 

Así como lo lees: congelado. Sin palabras, sin movimientos, posiblemente sin respiración.

 

No supe qué decir y no saber que decir me puso helado de la piel y del sudor.

 

Tartamudeé un par de vocales, recibí una de las miradas más incómodas de mi vida y di media vuelta para regresar directamente a casa, sin escalas.

 

Nunca logré vender ese lote de mezcal.

 

De hecho, terminé por regalarlo todo en “muestras”, que era mi forma de decir que seguía en el negocio sin tener que vender.

 

Me dolió el ego y me dolió la cartera.

 

Sobre todo la cartera.

 

Pero aprendí dos valiosas y doloras lecciones:

 

La primera es que no importan las intenciones, ni el esfuerzo, ni el contexto, ni la situación por la que tengas que vender… si no sabes hacerlo, tu cartera se queda vacía y tus estantes llenos… o tus horas de reserva sin gente…

 

Y la segunda es que vender es una puta mierda cuando no sabes hacerlo.

 

Esto sucedió hace más de diez años.

 

Y en ese camino aprendí una tercera lección, que es posiblemente la más valiosa de todas:

 

Cualquiera puede aprender a vender.

 

Lo que es cualquiera.

 

Y esto se debe a tres razones:

 

Primero, que hay técnicas, preguntas, métodos y formas prácticas de mejorar cómo vendes.

 

Segundo, que la gran mayoría de personas no se atreven a aprender cómo hacerlo. De manera que quien aprende por lo menos lo esencial, se destaca del resto de manera casi automática…

 

Esto no es para decirte que debas aprender poco, es para decirte que su aprendizaje es altamente rentable.

 

Y tercero, que tiene mucho más que ver con el copywriting que con las ventas en general, es que quien distingue a un buen vendedor de uno malo… un buen texto de uno malo… un buen producto de uno malo…

 

Sabe lo que debe hacer para mejorarlo.

 

A partir de eso, es simplemente ponerlo en práctica.

 

Así que bien, yo aprendí y ahora enseño.

 

¿Es porque yo quiera que tú seas tu mejor versión y vivas la vida de tus sueños?

 

Jamás.

 

Por mí puedes ser la versión que tú quieras de ti mismo y vivir como te dé la gana.

 

Simplemente lo hago porque comprendí que soy bueno explicándolo, sé más que la gran mayoría sobre este tema y es algo que puedo vender porque las personas necesitan aprenderlo…

 

Si quieren que su forma de ganar dinero mejore.

 

Mejor decirte la verdad, que es también muy rentable.

 

Ahora el cómo, o por lo menos uno de ellos:

 

A través de mi formación impresa:

“Copywriting y escritura persuasiva para contenido orgánico y de pago en redes sociales”.

 

Dos sencillas comprensiones al respecto:

 

Copywriting es escribir para vender y para hacer eso, necesitas saber sobre ventas, en lo general.

 

Y para contenido orgánico y de pago para redes sociales, porque es donde hoy en día suceden la mayoría de las ventas y los negocios.

 

Queramos o no, es así. Nos gusten las redes sociales o no, quiero decir.

Así que bien, en esta formación impresa podrás aprender:

  • Las tres limitaciones mentales que necesitas derribar para escribir textos altamente rentables. No tienen nada que ver con creerte capaz, ni tener el autoestima del puto Tony Robbins… es algo más simple que eso.

 

  • Lo que debes comprender sobre cómo y en qué contexto consumen el contenido las personas, para competir por su atención.

 

  • Cualquier buen copywriter necesita saber poner imágenes en las cabezas de las personas. Te cuento de manera práctica cómo mejorar tus textos haciéndote tres preguntas al leerlos.

 

  • Cuatro estilos de redacción de titulares que llamarán más la atención que poner el nombre de lo que vendes (que probablemente sea lo que haces hasta ahora).

 

  • Una técnica práctica y de fácil implementación sobre el lenguaje de tu cliente, con resultados muy rentables. Escuchar a tu cliente es importante, pero, ¿qué escuchar y para qué?

 

  • Una forma de comprender tu proceso de ventas que te hará ver que existe un mercado mucho más amplio del que tú pensabas. Capas, capas y más capas… pocos las comprenden y menos aún las utilizan para vender.

 

  • Una explicación sobre anatomía del contenido, basada en la técnica AIDA, que seguramente ya te han contado, pero posiblemente no comprendas cómo se pone en práctica.

Compra ahora «Copywriting y escritura persuasiva para contenido orgánico y de pago en redes sociales».

Por $1,879 MXN (95 USD aprox.)

Envío gratuito dentro de México
ó 40 USD envío internacional.

La transacción acepta todas las tarjetas y es 100% segura.

Preguntas no frecuentes y sí

¿Puedo solicitar factura?

La cobranza se hace a través de una plataforma internacional llamada Stripe, de manera que recibirás un recibo que es totalmente deducible.

Si requieres una factura normal, escríbeme a hola@toropatron.com antes de hacer tu compra para hacerlo vía transferencia.

¿Es solo para personas con negocios digitales?

No, las lecciones de este manual son bastante generales y aplicables para cualquier nicho y modalidad de trabajo: independientes, emprendedores, empleados, empresarios, desempleables, artistas, padres o madres…

 

Cualquier persona espabilada puede sacar provecho de estas técnicas para generar más ingresos.

¿Es posible acceder al manual en formato digital?

De ninguna manera. Los manuales son impresos y se envían a domicilio.

Tener el soporte físico en tus manos hará más significativo el aprendizaje para ti y te brindará una experiencia que simplemente no se puede tener en formato digital.

¿El envío está incluido? ¿Es a cualquier parte del mundo?

El envío está incluido y funciona para cualquier parte del mundo. Tendrás que tener en cuenta que la logística se realiza en México, de manera que si estás lejos, podrá tardar un poco en llegar.

¿El pago es seguro?

Sí, el pago es seguro y se puede realizar con tarjeta de crédito o débito.

¿Vale la pena la inversión?

Al día de hoy, yo me sigo formando y pagando cursos, suscripciones y mentorías. He tenido buenas y malas experiencias en todo esto, pero de todo he aprendido algo. Si decides invertir tu dinero en mis formaciones, te prometo calidad y claridad, pero no éxito ni riqueza. Estaría mintiéndote.

Dicho esto, yo pienso realmente que sí; si no, no los vendería.

De cualquier forma, la respuesta a esto, solo la puedes tener tú y nadie más.

Compra ahora «Copywriting y escritura persuasiva para contenido orgánico y de pago en redes sociales».

Por $1,879 MXN (95 USD aprox.)

Envío gratuito dentro de México
ó 40 USD envío internacional.

La transacción acepta todas las tarjetas y es 100% segura.